May 312010
 

Joven fumando

Joven fumando

Científicos estadounidenses comenzarán los ensayos clínicos de la primera vacuna diseñada para ayudar a la gente a dejar de fumar y evitar la reincidencia en el hábito.

La vacuna actúa bloqueando la “sensación de placer” que produce la nicotina en el fumador.

Es la primera vez que se adopta este enfoque en el combate del tabaquismo, ya que hasta ahora los tratamientos convencionales como los parches o chicles de nicotina intentan que la gente deje el hábito gradualmente.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) que celebra este 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco, el tabaquismo es la segunda causa de muerte en todo el mundo, después de la hipertensión, y mata a uno de cada 10 adultos globalmente.

El tabaquismo, dice la OMS, es una epidemia, pero puede prevenirse.

Placer bloqueado

Los ensayos clínicos de la nueva vacuna, llamada NicVax y desarrollada por Nabi Biopharmaceuticals, serán llevados a cabo por los investigadores de la Universidad del Estado de Michigan en 25 clínicas estadounidenses.

“El uso de una vacuna para tratar la dependencia a la nicotina es uno de los enfoques más singulares que se han tomando para combatir la adicción” expresa el profesor Jonathan Henry, quien está dirigiendo las pruebas. “Tenemos muchas esperanzas de que esta estrategia ayudará a los fumadores a dejar el hábito”, agrega.

Cuando la nicotina entra en la corriente sanguínea cruza rápidamente la barrera entre los vasos sanguíneos y el encéfalo (llamada barrera hematoencefálica, cuya función es impedir que las sustancias tóxicas la atraviesen) y se adhiere a los receptores de la nicotina en el cerebro.

Esto provoca la liberación de sustancias estimulantes como la dopamina que ofrecen al fumador la sensación positiva que eventualmente conduce a la adicción.

La nueva vacuna estimula el sistema inmune para que produzca anticuerpos que se adhieren a la nicotina creando una sustancia demasiado grande para atravesar la barrera hematoencefálica. De esta forma impide que la nicotina produzca la sensación altamente adictiva de placer que experimentan los fumadores.

Disminuir la reincidencia

Cuando la nicotina entra en la corriente sanguínea cruza rápidamente la barrera entre los vasos sanguíneos y el encéfalo (llamada barrera hematoencefálica, cuya función es impedir que las sustancias tóxicas la atraviesen) y se adhiere a los receptores de la nicotina en el cerebro.

Esto provoca la liberación de sustancias estimulantes como la dopamina que ofrecen al fumador la sensación positiva que eventualmente conduce a la adicción.

La nueva vacuna estimula el sistema inmune para que produzca anticuerpos que se adhieren a la nicotina creando una sustancia demasiado grande para atravesar la barrera hematoencefálica. De esta forma impide que la nicotina produzca la sensación altamente adictiva de placer que experimentan los fumadores.

Fuente: BBC Mundo

May 242010
 

Investigadores mexicanos lograron modificar genéticamente vegetales y frutos. Al consumirlos deben tener el mismo efecto que una vacuna convencional.

Científicos mexicanos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) de la ciudad de Irapuato lograron modificar genéticamente vegetales y frutos para tratar la tuberculosis y el virus del papiloma humano con solo consumirlos.

El objetivo, según los científicos, es que al momento de digerir vegetales y frutos, como tomates y lechugas, se inicie el tratamiento del mal, debido a que las propiedades del fruto modificado pasan al intestino y penetran en la circulación sanguínea produciendo anticuerpos.

El método, que hasta ahora ha sido solo probado en ratones, consiste en introducir genes de patógenos de los diferentes virus a las plántulas (plantas en proceso de crecimiento) para que al momento de que éstas crezcan produzcan frutos y generen los antígenos.

Estos antígenos desencadenan la formación de anticuerpos suficientes para ayudar a combatir diversas enfermedades al momento de ser consumidas.

“Trabaja de la misma manera que una costosa vacuna tradicional inyectada”, explicó Miguel Angel Gómez.


Desarrollo de otros frutos

El grupo de especialistas esperan tener listo en la segunda mitad de 2011 otros vegetales y frutos como plátanos, capaces de inmunizar a las personas, y curar o tratar otras enfermedades como la hepatitis C, el dengue e incluso la leishmaniásis.

El experto insistió en que este tratamiento es “cien por ciento eficaz” aunque no descarta que en casos específicos “se tendría que combinar con antibióticos para reforzarlo”.

En este sentido, señaló que sólo esperan la autorización de la Secretaría de Salud de México (SS) para poder administrar los vegetales y frutos a voluntarios humanos.

Fuente: EFE

May 172010
 

Una importante investigación internacional culminó sin que se encontraran conclusiones definitivas entre una supuesta relación entre el uso de teléfonos celulares y el desarrollo de cáncer.

El estudio analizó a casi 13.000 personas y descubrió que el uso del celular no aumentó el riesgo de desarrollar meningiomas (un tipo de tumor frecuentemente benigno y común) ni gliomas (una forma más extraña pero mortal de cáncer).

El estudio requirió 10 años para su realización y fue conducido por la Agencia para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud.

Entre sus conclusiones señala que había “indicios” de que el uso excesivo de estos aparatos podría aumentar el riesgo de padecer gliomas, pero “las desviaciones y los errores impidieron una interpretación causal” que señalara directamente a la radiación de los celulares como responsables de un tumor.

El uso excesivo está definido en el estudio como 30 minutos o más de llamadas al día.
Los autores reconocieron que una fuente de esta posible imprecisión fue el hecho de que los participantes tenían que recordar cuánto tiempo y en cuál oído utilizaron sus aparatos de telefonía móvil durante la década anterior.

Incluso los resultados de algunos grupos mostraban que el uso de teléfonos celulares parecía reducir el riesgo de desarrollar cáncer, algo que los investigadores definieron como “inverosímil”.

Los autores dijeron que se necesitan más investigaciones antes de que puedan afirmar que no hay una relación entre las radiaciones de los celulares y el cáncer cerebral. Lo que sí quedó claro es que el uso que da la gente a estos aparatos ha cambiado considerablemente desde el 2000 hasta ahora.

Los científicos también planean examinar si el uso del celular aumenta el riesgo de tumores en el nervio acústico del oído y la glándula parótida, donde se produce la saliva. Otro estudio se encargaría de los efectos de los teléfonos móviles en niños, que se cree son más susceptibles a los efectos de la radiación.

Algunos principios básicos

Los teléfonos celulares utilizan niveles bajos de energía de radiofrecuencia (RF) y no se ha encontrado que las exposiciones a dichos niveles bajos causen problemas de salud.

La Administración Drogas y Alimentos (FDA) y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos han desarrollado pautas que limitan la cantidad de energía de radiofrecuencia que se permite que emitan los teléfonos celulares.

La exposición a radiofrecuencias a raíz de los teléfonos celulares se mide mediante la Tasa de Absorción Específica (SAR, por sus siglas en inglés). Esta tasa mide la cantidad de energía que absorbe el organismo. La SAR permitida en los Estados Unidos es de 1,6 vatios por kilogramo (1,6 w/kg).

De acuerdo con la FCC, esta cantidad es mucho menor que el nivel que ha demostrado provocar cambios en animales de laboratorio. Se exige a todos los fabricantes de teléfonos celulares presentar un informe a la FCC sobre la exposición a RF de cada uno de sus modelos de teléfono celular.

Fuente: AP

May 102010
 

Científicos británicos encontraron claves genéticas que explican por qué algunas mujeres forman parte de un historial familiar de cáncer de mama.

Investigadores de la Universidad de Cambridge descubrieron cinco errores en el genoma que aumentan en hasta 16 por ciento las probabilidades de que se desarrolle la enfermedad.

Con este hallazgo ya suman 18 las variaciones genéticas comunes vinculadas con un aumento en el riesgo de cáncer de mama.

La investigación, publicada en la revista Nature Genetics, podría conducir a análisis y tratamientos más personalizados para las mujeres que tienen este riesgo.

El cáncer de mama es uno de los tipos de cáncer más comunes entre las mujeres y se cree que uno de cada 20 casos se debe a fallas heredadas en determinados genes.

Todavía se desconocen las causas precisas que provocan la enfermedad. Sin embargo, se piensa que, además de los factores genéticos, los relacionados con el ambiente y el estilo de vida juegan un papel en el trastorno.

En la nueva investigación, la mayor llevada a cabo hasta la fecha sobre el vínculo genético de la enfermedad, los científicos analizaron el código genético de 4.000 pacientes británicas con un historial familiar de cáncer de mama.

Posteriormente, estudiaron el ADN de otras 24.000 mujeres con y sin la afección. Y descubrieron cinco errores en el genoma humano vinculados a la herencia del cáncer de mama.

Otras 13 variantes ya habían sido identificadas anteriormente. Y los científicos saben también que hay dos genes de alto riesgo (llamados BRCA1 y BRCA2), que por lo general son defectuosos en las pacientes con la enfermedad.

Pérfil genético

“Estamos seguros de que estas variantes genéticas están asociadas al riesgo del cáncer de mama”, afirmó Douglas Easton, profesor director del estudio.

“Este hallazgo no nos da un panorama completo, pero contribuirá eventualmente a la obtención de un perfil genético del riesgo”.

“También contribuye a nuestro entendimiento de por qué se desarrolla la enfermedad y conducirá una mejor comprensión de la biología del trastorno”, agrega.

Actualmente, en muchos países ya se ofrecen pruebas tempranas para detectar indicios de tumores en las mujeres con un claro historial familiar de cáncer de mama.

Si una mujer tiene una pariente cercana que desarrolló la afección, se la somete a estos análisis.

Sin embargo, todavía no se analizan los 18 cambios genéticos vinculados al trastorno. Los científicos aún ignoran cuáles son los genes responsables de estos cambios, pero se cree que causan cerca de 8% de los casos heredados.

Fuente: BBC Mundo

May 032010
 


Un estudio, hecho a niños del norte de California, detectó que los diagnósticos de colitis ulcerosa se triplicaron entre 1996 y el 2006. Se desconocen las causas del exponencial aumento.

La colitis ulcerosa es una de las dos principales formas de enfermedad intestinal inflamatoria (EII), un grupo de trastornos causados por una inflamación crónica de los intestinos, que produce dolor estomacal y diarrea. La otra forma es la enfermedad de Crohn.

Los autores de la investigación analizaron diagnósticos de EII en menores de 17 años del plan de salud de Kaiser Permanente, en el norte de California.

El equipo halló que la tasa de colitis había pasado de 1,8 casos por cada 100.000 niños en 1996 a 4,9 por cada 100.000 en el 2006. Los diagnósticos de la enfermedad de Crohn pasaron de 2,2 a 4,3 casos por cada 100.000 niños, aunque la diferencia no es estadísticamente significativa.

El estudio, publicado en Journal of Pediatrics, no identificó los motivos del aumento de los casos de colitis.

Sin embargo, una explicación sería el cambio demográfico en la región norte de California.

En los últimos 20 años, creció significativamente la proporción de residentes asiáticos e hispanos. En el estudio, los niños asiáticos e hispanos registraron una creciente cantidad de casos de colitis ulcerosa y, a diferencia de los niños blancos, afectados por la colitis y la enfermedad de Crohn en igual proporción, los asiáticos e hispanos eran más propensos a tener colitis que Crohn.

Abramson dijo que se necesitan más estudios para conocer si la occidentalización de los inmigrantes asiáticos e hispanos modifica el riesgo infantil de la colitis.
Señaló también que pocos estudios habían hallado pruebas de que el riesgo de EII en ciertos grupos inmigrantes creciera luego de abandonar sus países de origen, incluidos los asiáticos que migraron a Reino Unido y los mexicanos que se radicaron en Estados Unidos.

Se necesitan más estudios, dijo, sobre si los cambios alimentarios, del estilo de vida y el ambiente influyen en esta tendencia. Ese trabajo permitiría conocer los factores ambientales clave en la EII.

Una enfermedad en constante crecimiento

Se estima que 1 millón de estadounidenses tienen EII. Pero, en los niños, poco se sabe de la epidemiología de la EII.

Se desconoce la causa exacta de la EII, pero incluiría una reacción inmunológica exagerada que lesiona el tejido del intestino. Los expertos sospechan de la combinación de la susceptibilidad genética y algún disparador ambiental.

Los resultados muestran un aumento de los casos pediátricos de colitis ulcerosa, pero se ignora su alcance. “Creo que podrían aplicarse a zonas en Estados Unidos con una demografía similar.”

Para el autor, los resultados sugieren que los pediatras deberían prestarle más atención a la EII en niños asiáticos e hispanos con dolor abdominal y diarrea. Los estadounidenses blancos tienen tasas más altas de colitis y enfermedad de Crohn que las minorías, consideradas “de bajo riesgo”.

Abramson dijo también que hay otros factores que también influirían en el aumento de los casos de colitis.

Uno, mencionó, sería la disminución del tabaquismo desde la década de 1990. En algunos estudios, fumar está asociado con un menor riesgo de desarrollar colitis, mientras que en otros, el humo de segunda mano tendría un efecto protector.

Es posible también que los pediatras estén más atentos a la EII y eso aumente los diagnósticos, dijo Abramson, aunque eso no explicaría por qué crecen los diagnósticos de colitis mientras los de la enfermedad de Crohn se mantienen estables.

Fuente: Reuters/Terra