Jul 062013
 

artritis2

 

 

 

 

 

 

 

 

Millones de personas alrededor del mundo no pueden realizar, sin dolores indecibles, tareas tan sencillas para la mayoría de nosotros como: atarse los zapatos, subir o siquiera tomar el cierre de un chaleco, estrujar el agua de una prenda mojada o cosas por el estilo.

Sufren de alguna de las muchas variedades de artritis, enfermedad considerada autoinmune que puede causar inflamación, dolor e hinchazón en las articulaciones, entre varios otros síntomas.

Dependiendo del tipo de artritis y del paciente, tiene diferentes tipos de tratamiento, con medicamentos y  algunos cambios de hábitos que evitan los movimientos que causan los dolores e incomodidades habituales en tal enfermedad, en los últimos años investigaciones han permitido tratar varios tipos de artritis con drogas biológicas, las cuales pueden producir mejorías notables en los síntomas de la enfermedad, causando una remisión casi completa de los mismos. Pero no sana, la enfermedad sigue presente y, si se interrumpe el tratamiento o si el organismo se hace resistente al mismo, vuelven los síntomas.

Pero recientemente, investigaciones hechas por universidades españolas e italianas en animales, específicamente algunos perros de caza que suelen sufrir osteoartrosis lograron alcanzar mejorías importantes y duraderas en los sujetos tratados . Se realizaron infiltraciones con células madre en los caninos, las cuales han sido constantemente evaluadas, y después de un período de 6 meses, los estudios biomecánicos demostraron notables mejoras en los perros tratados.

¡ Que bien por los perritos !, dirá usted,  pero ¿que pasa con los seres humanos?

La raza de estos perros, es de talla grande y corpulenta, de manera que el peso que soportan sus articulaciones no es menor, este es uno de los varios factores que han llevado a los estudiosos a afirmar que con suficiente investigación estos  resultados y técnicas pueden llegar a ser extrapolables a seres humanos. ¡Esas serían muy buenas noticias!. Seguiremos pendientes de dichos estudios.

 

Comenta sobre esta noticia en nuestro nuevo foro Ferato

 

Jul 012013
 

marihuana_fumarInvestigadores de un centro universitario español han publicado un estudio en que corrobora que el consumo crónico de cannabis sativa (marihuana) provoca alteraciones en el mecanismo cerebral que controla la coordinación de los movimientos.

Este estudio, publicado en la revista Journal of Clinical Investigation, revela que la substancia psicoactiva de la marihuana llamado delta9-tetrahidrocannabinol (THC), provoca inflamación  en el cerebelo, donde se coordinan los movimientos y el aprendizaje motor.

Hasta ahora se sabía que este hábito causa una disminución de los receptores de cannabis, los cuales están presentes en múltiples funciones cerebrales.

Con este estudio, quedaría demostrado que la disminución de estos receptores cerebrales crea, lo que podemos llamar un “ambiente neuroinflamatorio” en el cerebelo, activando la microglia, lo que en términos sencillos es considerado como el sistema inmunitario cerebral.

Cuando estas células cerebrales perciben la influencia del THC actúan como si percibieran daño cerebral, inflamándose e impidiendo así el correcto funcionamiento del cerebelo.

Estos daños son reversibles, siempre y cuando se interrumpa el consumo de cannabis junto con consumir medicamentos inhibidores de la microglia.

Comenta sobre esta noticia en nuestro nuevo foro Ferato