Jun 092010
 
Joven midiendo su altura

Joven midiendo su altura

Según una investigación, las personas de baja estatura tienen más probabilidades de sufrir enfermedades del corazón que la gente más alta.

El estudio, llevado a cabo en la Universidad de Tampere en Finlandia, analizó los datos de más de 52 estudios sobre la altura y el riesgo cardíaco llevados a cabo en todo el mundo en las últimas décadas y que involucraron a más de tres millones de personas.

Los científicos encontraron que quienes miden menos de 165 centímetros -en hombres- y menos de 153 cm. -en mujeres- tienen más riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y morir producto de ellas que quienes son más altos.

Aunque varios estudios han intentado analizar este vínculo los resultados hasta ahora habían sido contradictorios.

Para investigar más a fondo la asociación entre baja estatura y riesgo al corazón los científicos seleccionaron 52 estudios de entre más de 1.900 que se han llevado a cabo desde 1951 sobre este tema.


Relación

Los especialistas compararon los riesgos encontrados entre los participantes de baja estatura con los de alta estatura.

En promedio, para ambos géneros se consideró baja estatura a los de menos de 160 centímetros y de alta estatura a los de más de 173 cm.

Cuando se separó a los géneros los hombres bajos eran los de menos de 165 cm. y las mujeres bajas de menos de 153 cm. Los hombres altos, aquéllos con más de 177 cm. de altura y las mujeres altas las de más de 166 centímetros.

Tuula Paajanen, científica que dirigió el estudio, afirma que los resultados mostraron que el grupo de baja estatura mostró 1,5 veces más riesgo de morir de enfermedades cardiovasculares o enfermedad coronaria, de vivir con los síntomas de ambos trastornos, o de sufrir un infarto que el grupo de alta altura.

Entre los hombres, los de baja estatura tenían 37% más probabilidades de morir por esas causas que los más altos. Y entre las mujeres bajas la cifras fue de 55%.

Los científicos no saben con claridad cuáles son las causas de esta asociación pero creen que puede haber varias explicaciones, incluidos los factores biológicos, genéticos y de medio ambiente.

Posibles causas

La doctora Paajanen sostiene que “una hipótesis podría ser que las personas más bajas tienen arterias coronarias más pequeñas y estas arterias más pequeñas podrían ocluir más temprano en la vida debido a factores que aumentan el riesgo”.

Esos factores, agrega, incluyen “un nivel socioeconómico más bajo con una mala nutrición e infecciones que resultan en problemas en el crecimiento fetal o en el desarrollo infantil”.

La científica explica que las arterias coronarias más pequeñas también podrían resultar más afectadas por cambios y alteraciones en el flujo sanguíneo.

“Sin embargo -agrega- hallazgos recientes en los antecedentes genéticos de la altura corporal sugieren que los factores heredados, más que los factores especulativos sobre la mala nutrición en los primeros años de vida o el peso al nacer, podrían explicar la asociación entre la estatura baja y un mayor riesgo de enfermedad del
corazón más tarde en la vida”.

Fuente: BBC Mundo