Feb 052011
 

El Doctor Jörg Gerlach del Instituto McGowan para medicina regenerativa de la Universidad de Pittsburgh ha creado un método que logra que los pacientes regeneren nueva piel en cuestión de  días usando células madre.

Las células ( tomadas del mismo paciente ) son aplicadas sobre el área dañada por la quemadura mediante un mecanismo de spray,  logrando sorprendentes resultados sólo en cuestión de días.

En los casos de quemaduras las complicaciones no provienen solamente de la quemadura misma, sino principalmente de infecciones asociadas a esta,  por lo que acortar el tiempo de cicatrización mejora substancialmente las posibilidades de recuperación de los pacientes.

La pistola que rocía un líquido conteniendo las células madre ya ha sido probada en más de una docena de pacientes.

En el siguiente video puede verse la pistola ( contiene imágenes que podrían ser fuertes ).

El procedimiento

El proceso seguido es este:   primero se realiza una biopsia o extirpación parcial de tejidos de partes de la piel del quemado que no han resultado dañadas.  De esta muestra se aíslan células madres sanas en una solución acuosa que se aplicará con el spray en las quemaduras. Una vez aplicado,  las quemaduras se cubren con un novedoso tipo de apósito, recientemente desarrollado, y conocido como “sistema capilar artificial temporal”.

El apósito cuenta con conductos que lo recorren de principio a fin. Una parte de ellos funciona como una arteria, mientras que otra parte funciona como una vena. A su vez, los conductos están conectados a un “sistema vascular artificial” que proporciona antibióticos, electrólitos, aminoácidos y glucosa a las quemaduras.

Gracias a este sistema, las quemaduras  se mantienen limpias y esterilizadas,  y al mismo tiempo  se le proporciona nutrición a las células madre de piel aplicadas con el spray,  para potenciar la regeneración de la piel nueva.

Esta técnica puede usarse sólo con quemaduras de segundo grado, pero Gerlach espera que en el futuro el sistema avance para poder tratar con él también quemaduras de tercer grado.

Jan 202011
 

En lo que ya parece una carrera por quién puede crear antes “piezas de repuesto” para el cuerpo humano, científicos afirman que antes de 20 años se podrán implantar células madre en las encías para regenerar piezas dentales.

La afirmación se hizo en Barcelona, durante la presentación de la XLV reunión anual de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (Sepa).

Durante la cita, que se celebrará en el mes de Mayo en  Oviedo  uno de los principales atractivos será la presencia de Paul Sharpe, profesor de Biología Craneofacial en el King’s College de Londres y autor de más de 200 trabajos sobre la aplicación de células madre en odontología, que acude a España por primera vez para pronunciar una conferencia sobre el tema. ( Para mayor información descargue la nota de prensa ).

Sharpe ya mostró en 2004 los primeros resultados de sus experimentos en modelos animales, por lo que es previsible que unos veinte años será posible aplicar estas técnicas en pacientes humanos, mediante el trabajo coordinado entre dentistas y biólogos. Los últimos estudios indican que las células madre de la pulpa dental registran propiedades inmunes de supresión muy similares a las de la médula ósea, por lo que su uso podría extenderse a otras patologías más allá de las dentales.

Nov 242009
 




Un estudio determinó que la inmunización con materiales embriónicos podría disminuir los tumores. Este hallazgo abre una nueva esperanza para la creación de una vacuna contra el cáncer.

Todo comenzó cuando un grupo de investigadores descubrió la posibilidad de usar células madre humanas para crear un tratamiento contra el cáncer de colon, según reveló un estudio publicado en la revista Stem Cells.

El descubrimiento, hecho por los científicos Bei Liu y Zihai Li, del Departamento de Inmunología de la Universidad de Connecticut (EE.UU.), se basa en la teoría de que la inmunización con materiales embriónicos podría generar una reacción contra los tumores.

Hasta ahora esa teoría sólo había sido puesta a prueba en investigaciones similares con animales. Por ello, el descubrimiento de que las células madre humanas pueden inmunizar contra el cáncer de colon es nuevo e inesperado, indicó el estudio.

Potencialmente abre un nuevo paradigma para la investigación de una vacuna contra el cáncer“, señaló Zihai Li.

Al inmunizar con células madre podemos engañar al sistema inmunológico y hacerle creer que hay células cancerígenas iniciando así un programa inmunológico para combatir el tumor“, agregó el científico.

En el desarrollo de su investigación, los científicos vacunaron a ratones de laboratorio con células madre embriónicas humanas. Los resultados fueron sorprendentes: descubrieron una reacción contra las células del cáncer de colon.

También notaron que se produjo una reducción considerable del crecimiento tumoral en los ratones inmunizados.

Lo más importante para el especialista es que estas células madre podrían conducir al desarrollo de una vacuna contra otros tipos de patologías. “Aunque sólo hemos demostrado la protección contra el cáncer de colon, creemos que las células madre podrían ser útiles en la generación de una reacción inmunológica contra un amplio espectro de otros tipos de cáncer”, finalizó Bei Liu.

Nov 122009
 

La terapia comenzará a ser probada en un grupo de ocho a 10 personas con parálisis desde la tercera vértebra, es decir, que no pueden mover sus piernas.

Según un reciente artículo de la revista Steam Cell, una terapia con células madre embrionarias, desarrollada por investigadores de la U. de California-Irvine ha logrado restablecer un 97% de la capacidad motora en ratones con daño en su médula espinal.

Para el experimento se le extirpó la quinta vértebra de la columna a ratones sanos y provocándoles un daño similar al de una lesión en la médula espinal. Tras este procedimiento, su capacidad de desplazamiento se redujo a un tercio de lo normal (no podían mover sus piernas). Una semana después, los expertos inyectaron en el lugar de la lesión 1 millón y medio de células madre embrionarias humanas. Luego de de seis semanas se produjo el peak de la recuperación de los ratones que los llevó a restituir el 97% de su movilidad normal.

Los científicos notaron que cuando se produce una lesión en la columna vertebral se pierden unas células llamadas oligodendrocitos, encargadas de producir la mielina, una proteína que envuelve el axón y que permiten que los impulsos que producen el movimiento muscular viajen a través de la médula.

Con este antecedente, utilizaron células madre embrionarias para generar oligodendrocitos. Seis semanas después del trasplante, las nuevas células especializadas comenzaron a producir mielina, devolviendo su cobertura al axón y permitiendo que los impulsos generados por el cerebro llegaran nuevamente a los músculos de las extremidades, restableciendo el movimiento de manera casi completa.

Los expertos también observaron que el tejido de la médula se recuperó correctamente en la zona de la herida. “Las celulas madre van a servir para generar el andamiaje que permite que los axones se regeneren. Eso se estaba esperando y es excelente que se haya encontrado una tecnología que produce estas reparaciones”, destaca Carlos Valenzuela.