Jul 062013
 

artritis2

 

 

 

 

 

 

 

 

Millones de personas alrededor del mundo no pueden realizar, sin dolores indecibles, tareas tan sencillas para la mayoría de nosotros como: atarse los zapatos, subir o siquiera tomar el cierre de un chaleco, estrujar el agua de una prenda mojada o cosas por el estilo.

Sufren de alguna de las muchas variedades de artritis, enfermedad considerada autoinmune que puede causar inflamación, dolor e hinchazón en las articulaciones, entre varios otros síntomas.

Dependiendo del tipo de artritis y del paciente, tiene diferentes tipos de tratamiento, con medicamentos y  algunos cambios de hábitos que evitan los movimientos que causan los dolores e incomodidades habituales en tal enfermedad, en los últimos años investigaciones han permitido tratar varios tipos de artritis con drogas biológicas, las cuales pueden producir mejorías notables en los síntomas de la enfermedad, causando una remisión casi completa de los mismos. Pero no sana, la enfermedad sigue presente y, si se interrumpe el tratamiento o si el organismo se hace resistente al mismo, vuelven los síntomas.

Pero recientemente, investigaciones hechas por universidades españolas e italianas en animales, específicamente algunos perros de caza que suelen sufrir osteoartrosis lograron alcanzar mejorías importantes y duraderas en los sujetos tratados . Se realizaron infiltraciones con células madre en los caninos, las cuales han sido constantemente evaluadas, y después de un período de 6 meses, los estudios biomecánicos demostraron notables mejoras en los perros tratados.

¡ Que bien por los perritos !, dirá usted,  pero ¿que pasa con los seres humanos?

La raza de estos perros, es de talla grande y corpulenta, de manera que el peso que soportan sus articulaciones no es menor, este es uno de los varios factores que han llevado a los estudiosos a afirmar que con suficiente investigación estos  resultados y técnicas pueden llegar a ser extrapolables a seres humanos. ¡Esas serían muy buenas noticias!. Seguiremos pendientes de dichos estudios.

 

Comenta sobre esta noticia en nuestro nuevo foro Ferato

 

May 182013
 

Printing-organs-kidney1Cuando me documentaba para éste artículo, no pude dejar de recordar cuando en la película Star Wars, un personaje llamado Luke Skywalker pierde una mano luchando con sables laser con Darth Vader, es en esa clásica escena en que le dice: “yo soy tu padre”, terminando esa película se ve como se le instala una mano “nueva”  con aspecto totalmente natural. Parecía tan futurista, pero esbozos de eso yacen en el presente. ¿de qué hablamos?.

Con la constante y progresiva evolución de la impresión en 3d, algunos investigadores están haciendo esfuezos por desarrollar la capacidad de recrear órganos humanos utilizando como material de impresión hepatocitos y células perisinusoidales, y también agregan células que pertenecen al revestimiento de los vasos sanguíneos.

Con estos materiales, ya se ha logrado recrear un hígado humano en miniatura por la empresa Organovo, en San Diego, USA.

Muy interesante, dirá usted, pero ¿para qué sirve un órgano funcional reconstruído en miniatura?, bueno, debemos saber que estamos a años de investigación y desarrollo de poder crear órganos artificiales, pero mientras tanto, se puede probar la reacción en determinados órganos de algún medicamento, practicar la técnica qurúrgica de manera bastante realista y sin poner a nadie en peligro y, claro está , se asientan las bases para desarrollar en el futuro órganos que puedan ser utilizados en personas, que por miles mueren cada año esperando donantes de órganos, lo cual en muchos casos implica la lúgubre espera de que alguien muera para poder usar sus órganos, si los deudos lo permiten y dichos órganos resultan compatibles.

Queda bastante trabajo por hacer para llegar a proveer órganos funcionales de por vida con la variedad y cantidad suficiente para suplir la urgente demanda, pero estos pequeños avances nos hacen ver que estas tecnologías estarán disponibles bastante antes que los viajes interestelares descritos en las peliculas que aludimos al comienzo.

 

Comenta sobre esta noticia en nuestro nuevo foro Ferato

 

 

Feb 052011
 

El Doctor Jörg Gerlach del Instituto McGowan para medicina regenerativa de la Universidad de Pittsburgh ha creado un método que logra que los pacientes regeneren nueva piel en cuestión de  días usando células madre.

Las células ( tomadas del mismo paciente ) son aplicadas sobre el área dañada por la quemadura mediante un mecanismo de spray,  logrando sorprendentes resultados sólo en cuestión de días.

En los casos de quemaduras las complicaciones no provienen solamente de la quemadura misma, sino principalmente de infecciones asociadas a esta,  por lo que acortar el tiempo de cicatrización mejora substancialmente las posibilidades de recuperación de los pacientes.

La pistola que rocía un líquido conteniendo las células madre ya ha sido probada en más de una docena de pacientes.

En el siguiente video puede verse la pistola ( contiene imágenes que podrían ser fuertes ).

El procedimiento

El proceso seguido es este:   primero se realiza una biopsia o extirpación parcial de tejidos de partes de la piel del quemado que no han resultado dañadas.  De esta muestra se aíslan células madres sanas en una solución acuosa que se aplicará con el spray en las quemaduras. Una vez aplicado,  las quemaduras se cubren con un novedoso tipo de apósito, recientemente desarrollado, y conocido como “sistema capilar artificial temporal”.

El apósito cuenta con conductos que lo recorren de principio a fin. Una parte de ellos funciona como una arteria, mientras que otra parte funciona como una vena. A su vez, los conductos están conectados a un “sistema vascular artificial” que proporciona antibióticos, electrólitos, aminoácidos y glucosa a las quemaduras.

Gracias a este sistema, las quemaduras  se mantienen limpias y esterilizadas,  y al mismo tiempo  se le proporciona nutrición a las células madre de piel aplicadas con el spray,  para potenciar la regeneración de la piel nueva.

Esta técnica puede usarse sólo con quemaduras de segundo grado, pero Gerlach espera que en el futuro el sistema avance para poder tratar con él también quemaduras de tercer grado.