Jan 202011
 

En lo que ya parece una carrera por quién puede crear antes “piezas de repuesto” para el cuerpo humano, científicos afirman que antes de 20 años se podrán implantar células madre en las encías para regenerar piezas dentales.

La afirmación se hizo en Barcelona, durante la presentación de la XLV reunión anual de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (Sepa).

Durante la cita, que se celebrará en el mes de Mayo en  Oviedo  uno de los principales atractivos será la presencia de Paul Sharpe, profesor de Biología Craneofacial en el King’s College de Londres y autor de más de 200 trabajos sobre la aplicación de células madre en odontología, que acude a España por primera vez para pronunciar una conferencia sobre el tema. ( Para mayor información descargue la nota de prensa ).

Sharpe ya mostró en 2004 los primeros resultados de sus experimentos en modelos animales, por lo que es previsible que unos veinte años será posible aplicar estas técnicas en pacientes humanos, mediante el trabajo coordinado entre dentistas y biólogos. Los últimos estudios indican que las células madre de la pulpa dental registran propiedades inmunes de supresión muy similares a las de la médula ósea, por lo que su uso podría extenderse a otras patologías más allá de las dentales.